Back

Hace un mes, el Papa Francisco llegaba a Colombia en un marco de algarabía y tensiones. Su visita “Demos el primer paso” fue interpretada por algunos sectores como un espaldarazo a favor de Juan Manuel Santos y su tan mentado

Imagínense la tragedia que conllevaría el acontecer de un suceso totalmente extraño un día 13; el augurio prometería un futuro terrible. Oficialmente fue un 12 de octubre, digamos que fue así, que esa es la mismita verdad, sino es suponer

“Caminar por América Latina es observar un continium de reproducción de esa lógica de dominación: Unas pocas familias en cada país disfrutan de todos los privilegios y del ejercicio del poder. Incluso quintuplicando el nivel de vida del resto de