Back

EL VUELO DE UN PERFUME

1 min de lectura
Imprimir

Tuve la forma

de su perfume en mis manos,

aquellas mañanas

en las que desuníamos la piel

para irme a caminar.

Frágil al viento

ese valiente fragmento suyo

vino conmigo

convirtiendo en dulce miel

mi profundo pensar.

En el juramento de bolsillos azules

hizo nido en mis palmas heladas.

Aquel gorrión que voló de su cuerpo

para cantarle a mis dedos

canciones de arrumacos y lujuria

se me hizo sereno secreto

en la trunca ronda de mi respirar.

No sé cuándo volveré a ese árbol

pero ha hecho raíz su alma

en mi resquebrajada piel

y serán sus sutiles frutos

los que sanarán de sombras

el lado oscuro de mi memoria.

Si alguna vez yo regreso

al universo de sus abrazos

su perfume será completo

y mi espíritu entonces…

se habrá disuelto en la concebible pasión de volar.

Imagen: “Vestido y chal de Muselina estampada de Balmain /

Balmain’s printed mousseline dress and wrap“, 1980. Pleasurephoto

Publicar Comentario