Back

CAMINO AL PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES

8 min de lectura
Imprimir

Mujeres de todo el mundo fueron llamadas a participar de la primera reunión internacional de Mujeres que luchan. Se trata de un acontecimiento único (en su especie), donde mujeres de todo el mundo se reunirán para poner en debate una amplia agenda de temas que las vinculan. La sede será el territorio zapatista de Chiapas y se aguarda la presencia de miles de representantes de América Latina. Empieza hoy y habrá representación valletana.

* Por Irene Buchter y Jorge Alvarez

Rocío Badoza Meduiña es integrante de la colectivo de colectivas “El Anden” de Cipolletti, un Centro Cultural que funciona en un espacio recuperado hace ya diez años. Allí realizó actividades de todo tipo, aunque siempre vinculadas a la cultura y, específicamente, a las artes escénicas. Por Neuquén y Río Negro viajó presentando su unipersonal “Triciclo: tratar o no tratar”, escrito y dirigido por ella, para visibilizar y poner en conflicto el flagelo de la trata y la prostitución.

Ese andar le fue dando contactos y nuevas perspectivas que la llevaron, prontamente, a presentar su obra en distintos lugares de América Latina y hoy es una de las miles de argentinas que participarán del “Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan” que comienza en Chiapas y se presume será uno de los acontecimientos más importantes del año. Allí viajó como Monas con Navajas”, que articula con otras organizaciones de la Patagonia.

¿Por qué una mujer de la norpatagonia decide emprender un viaje tan largo para participar de un encuentro de estas características?

– Las zapatistas cerraron el 2017 con ese llamado que se hizo público el 29 de diciembre pasado y creo que todas las mujeres que hayan leído o escuchado esa convocatoria sintieron el llamado a participar de un encuentro que para mí es como una primera internacional feminista al que asistirán miles de mujeres de todo el mundo.

Es cierto que es difícil saber con quien te vas a encontrar, pero lo que tengo claro es que todo lo que se genere será desde el corazón. Será un espacio en el que nos permitamos conocer qué es lo que hace cada mujer, cada colectiva en su territorio y así nutrirnos, sin dejar de lado la diversión, honrando la cultura, el deporte y lo social.

Irene Buchter y Rocio Badoza Menduiña durante la entrevista. Foto: Jorge Alvarez.

Ahora bien, el encuentro no es sólo político. Las mujeres entienden que la dimensión de la convocatoria debe ser más amplia, porque la vida no se resume a un aspecto tan específico. Rocío afirma que lo social, lo deportivo y lo cultural también se encuentran en la convocatoria a las mujeres “…porque hay compañeras que también hacen mucho deporte y que lo hacen de forma feminista o de forma social y habemos quienes también creemos que la cultura es una trinchera y que desde ahí traccionamos la transformación social, creo que va por ahí el porqué te sentís convocada. Porque lo que están diciendo y cómo te lo están diciendo está tocando algo en vos…”

¿Qué valoración hacés del Encuentro y la convocatoria dentro del contexto que vivimos como región?

– Plantear un Encuentro Internacional de Mujeres en el marco del segundo Paro Internacional de Mujeres, junto con el intento de la candidatura de la Marichuy, una mujer indígena que quiere gobernar el patio trasero de Estados Unidos, es algo que no solo es importante sino decisivo. Pensá que gobernar para obedecer el mandato de los pueblos oprimidos para la transformación social constituye la esencia de lo que está pasando y que formar parte de ese proceso y poder fortalecerlo, fortalecer el tejido un tejido de mil emergentes, es clave para enfrentar al enemigo de mil cabezas, al capitalismo, al patriarcado y todo lo que representa el gobierno del norte de América.

Vos has estado en México conectada con diversas organizaciones ¿Cómo ven a Sudamérica?

– Lo ven desde la mirada indígena, arraigada en el territorio. Lo que hacemos acá, para ellas es súper importante, porque saben que estamos guerreando el capitalismo y el patriarcado… que son básicamente lo mismo, por eso me parece que tiene impacto político. Porque tiene esas tres aristas, el paro internacional, la candidatura de la Marichuy y un avance de un neocapitalismo depredador que pronto no va a dejar nada. Este primer encuentro internacional de mujeres que luchan tiene que ver con vernos las caras y que luego el tejido que construyamos sea real.

Acá la luna nace de abajo

RESPECTO AL FEMINISMO Y SUS DESAFÍOS
Rocío es calmada para hablar, pero no por ello menos contundente. Dice que no tiene referentas porque para ella “la construcción de identidades debe ser sobre la base de una mujer anómina , que represente a todas las que luchan”. Tiene adversarios claros. Los denuncia, los pone en evidencia, los contradice. Luego calla, entra otra pregunta y la conversación vuelve al curso de la entrevista.

¿Qué lugar tienen los hombres en esta lucha de mujeres y cómo debe ser el vínculo con estas reivindicaciones?

Los varones aún tienen mucho camino por recorrer en cuanto a las discusiones que están teniendo dentro del feminismo. Aún aquellos varones que participan en espacios feministas, no se organizan, no se juntan, no colectivizan la voz, los conflictos, no lo depositan en el otro, no se encuentran.
No va a caer el patriarcado si el patriarcado no cae en todos nosotros inclusive en las mujeres, el machismo como tal, como cultura, casi como capital social y entiende que no es un desafío solo de mujeres, no se puede solas, soles.

¿Las formas en las que se organizan las mujeres, son necesariamente distintas a las formas en las que los hombres se organizan?

Definitivamente. Es que justamente para mí, la organización de las mujeres es la que va a poder trastocar y transformar al feminismo hacia lo que verdaderamente intenta ser, un elemento transformador de la sociedad y también de las organizaciones gobernadas por hombres.
Pero el desafío es más amplio que eso. El sistema productivo condiciona todas las discusiones, entonces como te ubicás vos dentro de ese sistema productivo o fuera de ese sistema productivo va a determinar tus prácticas y tus conciencias y tus asociaciones y las implicancias que tiene en lo que vivís de todo eso que estás desarmando… lo que pasa es que seguimos tratando de aplicar fórmulas capitalistas o productivas. El Sistema de consumo, la cosificación, el capitalismo es una barrera que tenemos que vencer para volver a mirar cara a cara al patriarcado.

Publicar Comentario