Back

COMPLEJIDADES

8 min de lectura
Imprimir

En un año de intensa conflictividad, diciembre parece no querer despedirse de la escena de los argentinos. Maratónicas sesiones del congreso con “ajuste de cinturones” y represión, elementos problemáticos que se suman desde lo local e internacional.... No son tiempos fáciles para América Latina, tampoco para Neuquén.

Diciembre no fue el mejor mes para el cierre del ciclo lectivo neuquino. De hecho, las clases terminaron como pudo cada establecimiento y fuertemente condicionadas por el conflicto de Salud Pública, al que los auxiliares de servicio enrolados en ATE se adhirieron para aumentar la base de reclamo por Convenio Colectivo de Trabajo. Del conflicto se salió con intermediación de la Defensoría del Pueblo y la Iglesia, pero eso no es garantía de paz plena.

El acta suscrita por las partes “sujeta” acciones (y no-acciones) para 2018 en un acuerdo que es demasiado amplio: compromete a Salud a finalizar las paritarias, abre paritarias para una multiplicidad de encuadres convencionales del Estado, fija la garantía de inicio de clases para 2018, sin paro, y da vía libre a la prosecución de acciones administrativas y judiciales contra los empleados públicos identificados en los destrozos contra de los bienes públicos. Casi un bricolage, pero con riesgo de exoneraciones.

Los optimistas dan crédito a la negociación y sostienen que esto permitió una salida al conflicto y el compromiso de solución para diversos reclamos que habitualmente se acumulan en el inicio de año. Todo esto bajo la atenta mirada de ATEN y el nuevo secretario general de SEJUN, Edgardo Cherbavaz, quien asumirá la conducción en febrero de 2018 y tendrá a su cargo la pelea con el Tribunal Superior de Justicia. 

Los pesimistas dicen que el acuerdo pende de un hilo y que la negociación de Salud no prosperará. El sector suma a la crisis la balcanización del reclamo. Por un lado ATE y UPCN, a quienes se les abre el frente “Sindicato de Enfermería”, y por el otro Siprosapune y AMRA, gremios que representan al sector de los profesionales, pero que han sufrido la escisión de grupos “por especialidad” que reniegan de ser representados “sindicalmente”, como, por ejemplo, los pediatras.

A los análisis “gremiales” hay que agregarle los costos humanos que dejó el largo conflicto de Salud. Uno de ellos lo está padeciendo Juan Millapán, el delegado de ATE en la Junta Interna del Hospital Castro Rendón. Juan fue herido por la salvaje represión del 30 de noviembre resultando seriamente afectado en su pierna izquierda. Su recuperación no será inmediata, los perdigones del disparo policial realizado a corta distancia, le perforaron la pierna, dañando incluso tejido nervioso; por lo que cualquier internvención quirúrgica es prácticamente inviable. 

ACUERDO CON MEDIACIÓN

El gobierno de la Provincia de Neuquén y ATE acordaron una salida al conflicto gracias a la mediación de la Defensoría del Pueblo de Neuquén Capital y el Obispado que dirige Monseñor Fernando Croxatto (imagen: Agustín Martínez)

Un Convenio Colectivo de Trabajo, en tanto ordenador de las relaciones laborales, no puede ser negociado con una sola representación si es que quiere aplicarse con éxito. La dificultad para unificar estrategias gremiales, puede ser una carta fuerte para el gobierno, al menos para dilatar el tiempo de negociación. Profesionales van por la modificación de la Ley 2783 que crea el escalafón de salud, mientras que ATE pide que esto se resuelva en la mesa paritaria en la que solo comparten sillas con UPCN.

Por otro lado, está la cuestión previsional que ha agitado las aguas nacionales y complicado las gobernanzas provinciales. La situación es compleja: Nación gobierna a látigo y chequera, las provincias recaudan menos de lo que precisan para funcionar y eso se agrava con el déficit estructural. De hecho, Neuquén presenta un déficit presupuestario para 2018 que ronda los 3.216 millones de pesos.

En dicho contexto nacional, la negociación con el gobernador Omar Gutiérrez, de acuerdo a lo que plantea Mario Rojas en el diario Río Negro, parece haber girado en torno a la obra pública, los fondos para emprendedores, la inversión para el Tren de la Norpatagonia y beneficios para la producción de gas. Sobre esa base, este modesto escribiente se permite la licencia especulativa de sumar un elemento más: el blindaje del ISSN. Una movida legislativa que sorprendió a propios y extraños y que en los hechos implica “el no traspaso de la caja jubilatoria a Nación”. La prenda de cambio, claro está, fue el acompañamiento de Alma “Chani” Sapag en la escandalosa sesión de diputados que aprobó el recorte a jubilados, el cambio de la edad para acceder al beneficio previsional, entre otras cosas.

NOCHE CALIENTE

La jornada en la que el Congreso de la Nación votó la 'reforma' previsional estuvo cargada de tensiones. Afuera las Fuerzas de Seguridad Nacionales reprimieron a diestra y siniestra. Adentro, los diputados y diputadas tuvieron enfrentamientos que llegaron al 'cuerpo a cuerpo'.

No sin ambages transitaron los últimos días. Quien escribe insiste en que las derechas operan secuencialmente dirigidas por el comando norte, mientras que las izquierdas se operan y anulan entre sí. Un botón sirve de muestra: Pedro Pablo Kuczynski indultó en la noche del 24 a Alberto Fujimori, preso por delitos de lesa humanidad, y en la Argentina, solo tres días después, la Justicia Federal le concede la prisión domiciliaria a uno de los más sangrientos represores de la última dictadura Cívico-Militar: Miguel Osvaldo Etchecolatz.

A eso se suma el deliberado cierre de la Televisión Digital Abierta (TDA) y el despido de trabajadores de reparticiones nacionales que ya ha generado una convocatoria de Paro Nacional con movilización al Ministerio de Modernización para el 4 de enero.

La agenda 2018 no promete ser mejor. Todavía está en agenda el proyecto de flexibilización laboral que el Poder Ejecutivo Nacional pretende tratar en el Congreso bajo el título de “reforma laboral” (hay prevista una extraordinaria para el 2 de febrero) y para ello el gobierno ha redoblado la apuesta, al garrote y la billetera le ha sumado el “lawfare”, esa nueva palabra que explica lo que los salvajes unitarios conocen al dedillo: “el mal uso y abuso de la aplicación e interpretación de la ley con fines políticos”.

Por suerte apareció la nieta 127. Un verdadero paliativo para el brindis del 31.

Jorge Glas, Lula, Vilma, víctimas de Lawfare

Manipular la justicia para condenar políticos se llama #LawFare. Según RT Jorge Glas es una de sus victimas.

Sobre el autor /

Periodista en construcción. Le gusta leer y, al igual que su ídolo, sueña con jugar un mundial.

Publicar Comentario