Back

Demasiados agujeros, demasiada inoperancia

10 min de lectura
Imprimir

Los medios regionales, como carroñeros, se han encargado de desmenuzar hasta el más mínimo detalle el doble femicidio que llevó adelante Lorenzo Muñoz, los leo y vuelvo a pensar, era una crónica anunciada. Demasiadas fallas, demasiados agujeros, demasiada inoperancia…

* Por Mónica Pardo, desde Chos Malal - Especial para Cardo Ruso.

En la locura que nos encontramos inmersxs desde hace tres días, en este cercano norte neuquino, con llamadas telefónicas, salidas a radios, whatsapps, mensajes, publicaciones, versiones y desmentidas. En medio de esa vorágine ingresa un mensaje que expresa: “Te invito a que escribas lo que sentís para Cardo Ruso” y es un frenar de golpe para pensarme, ¿qué siento? Caeré en un lugar común al contestar que una mezcla de sentimientos y emociones, pero no, no es una mezcla. Es un torbellino que gira a toda velocidad que arremete y golpea; aparecen enredados fuertemente: el dolor, la bronca, la tristeza, la pre-ocupación, la expresión y la acción. También el llanto, la impotencia, el compromiso y de nuevo la pre-ocupación, la expresión, la acción.

Desde hace tres noches cierro los ojos, en horas inusuales, y al hacerlo pienso en qué fue lo que registraron los ojos de Valentina antes de cerrarse por última vez; en su abusador que a sus 11 añitos la apuñalaba una y otra y otra vez hasta que no pudo mas… y pienso en los ojos de Carina, viendo a ese macho del que alguna vez -quizás- se sintió enamorada, a ese macho violento, abusador de su hija apuñalándola y en un intento pleno de amor, cubrirla, protegerla, y sentir las puñaladas sobre sí, una tras otra, abrazando a su niña y sabiéndose que cerraría sus ojos, juntas. Es una imagen que se me viene noche tras noche desde hace tres días.

Entonces abro los ojos, y reafirmo que estoy viva, y que ello me compromete con la acción…

Quienes estamos en este territorio ponemos el cuerpo y sabemos de machismos, de violencias, de abusos, de violaciones. El doble femicidio de Carina y Valentina fue una crónica anunciada para quienes vivimos en esta zona. En este caso, como en los otros, demasiadas fallas, demasiados agujeros, demasiada inoperancia.

Tuvo su preludio, en otras mujeres; en marzo del año pasado hubo un intento de femicidio en Andacollo, que no se perpetró por la intervención de un vecino. El macho agresor fue imputado por “lesiones leves” en el juzgado, cuando quiso apuñalarla, acción que ya había intentado un mes antes y cuya denuncia jamás salió de Andacollo. Hoy ese macho, casualmente también Muñoz, se encuentra libre. Ella con una larga historia de convivencia llena de violencias había decidido separarse. Él no lo acepto.

Tricao Malal. Diciembre 2017. De nuevo, un macho violento después de un par de días -en apariencia serenos- con su ex compañera que le había acercado a su hijito de un año para que lo viera, la apuñalo y degolló, ella supo que se desvanecía, él se ahorco. Para la justicia, se extingue el delito si el perpetrador muere. Ni siquiera entra como estadística. Ella con una corta convivencia llena de violencia había decidido separarse. Él no lo acepto.

Los medios regionales, como carroñeros, se han encargado de desmenuzar hasta el más mínimo detalle el doble femicidio que llevó adelante Lorenzo Muñoz, los leo y vuelvo a pensar, era una crónica anunciada. Demasiadas fallas, demasiados agujeros, demasiada inoperancia…

Las Ovejas conmocionada por un doble femicidio en la vía pública

Un hombre mató con un cuchillo a su ex pareja y a su hijastra, y se dio a la fuga.

Sin embargo, solo algunxs nos damos cuenta del tiempo valioso que se perdió (casi dos horas) hasta que decidieron salir a buscarlo; que un par de horas antes del doble femicidio, el policía que lo notificó que debía presentarse en el Juzgado de Chos Malal para decretarle la prisión lo notó molesto y alterado, sin percibir el inminente peligro que corrían las vidas de Carina y Valentina ni accionar para resguardarlas.

Se le suma el silencio oficial del Ministerio Público Fiscal (Fiscalía) y la Policía de la Provincia en decir quién era el doble femicida y mostrar su rostro. Fue la comunidad, las colectivas feministas y las redes sociales quienes se auto-organizaron y difundieron esa información vital para identificar un prófugo: Lorenzo Muñoz. Siete horas después, la Fiscalía publica la identificación de un hombre de 40 años buscado por los “responsables” de la investigación, la foto que ilustra: Sandra González Taboada, Fiscal en Jefe. Dos días después, la Policía publica la identidad y fotos a color de Lorenzo Muñoz, demasiado tiempo después.

El enorme operativo desplegado en rutas de la zona y de la provincia, una simple escenografía. Solo en algunos casos, te detienen para preguntarte identidad, lugar de procedencia y destino. Muchos móviles, muchas luces, mucha presencia, nada de búsqueda ni alerta.

Jueves por la noche, con marchas de vecinxs autoconvocadas en Las Ovejas y Chos Malal, un rumor “se habría ahorcado Lorenzo Muñoz”. Sábado al mediodía, la previa de nuevas marchas: en Neuquén, Andacollo, Las Ovejas, el despliegue de un megaoperativo en Varvarco -700 habitantes- “Muñoz estaría cercado en puestos de sus familiares”, dos montajes con el mismo resultado: Lorenzo Muñoz, doble femicida, sigue prófugo.

La Justicia en cuestión

El accionar de la justicia en la protección de las victimas se encuentra en el ojo de la tormenta. Se cuestiona la falta de celeridad y el compromiso ante eventos que repercuten necesariamente en la vida cotidiana de las personas. Fotografías de ilustración tomadas del facebook 'Las Peludas Colectiva Feminista', crédito a Aída Alarcón.

y el cinismo de Omar Gutiérrez, Gobernador de Neuquén, de decretar duelo provincial en “honor a la memoria de Karina y su hija” cuando desmantelan y desfinancian los programas de protección a las mujeres víctimas de la violencia.

... y el dedo acusador de Vicente Godoy, Intendente de Las Ovejas, expresando: “Tampoco queremos los grupos extremos de feministas que dicen muerte al patriarcado. La comunidad no está acostumbrada a eso y no lo podemos llevar a algo extremista ideológico, con cosas que le pasa a otra gente”. No quiere feministas, pero sí están acostumbrados a que caminen tranquilos, sin ser molestados, los violentos, potenciales femicidas.

En este sistema judicial patriarcal y machista, la mínima duda, juega a favor de los machos abusadores, violadores, violentos. Porque lxs fiscales, lxs jueces, el defensor de niñeces, lxs defensores públicxs oficiales, operan y razonan con matrices machistas. El beneficio de la duda siempre se inclina para el mismo lado.

A fines del año pasado, se absolvió al violador de una niña de 11 años de Colo Michi Co, porque el violador podría haberse confundido con la edad, la niña parecía de más edad, estaba enamorada y la familia consentía. Apenas a 20 km de Las Ovejas.

En este año que recién inicia la labor judicial, solo en febrero, en el Juzgado de Chos Malal, donde el abusador Lorenzo Muñoz decidida y premeditadamente se convierte en doble femicida, liberaron a 3 abusadores: absueltos o sobreseídos.

En los últimos once meses hubo 254 femicidios en la Argentina

En los últimos once meses hubo 254 femicidios en la Argentina – El movimiento MuMaLá hizo un relevamiento de medios gráficos y digitales de todo el país; 1 mujer es asesinada cada 30 horas – Violencia de género, Sociedad – LA NACION

Violentos, violadores, abusadores andan libres y sin carga por el norte neuquino; porque las mujeres ni siquiera tenemos derecho a saber quiénes son. La Justicia se encarga de resguardar su identidad con las iniciales en sus expedientes.

Violentos, violadores, abusadores andan libres. Impunes.

El Derecho Humano a vivir una vida sin violencias y todo el andamiaje legal que lo respalda es solo letra muerta. La violencia contra las mujeres es histórica y estructural, ocurre en todos los territorios y se manifiesta en nuestros cuerpos.

El Poder Judicial en su conjunto, con la Policía como su herramienta ejecutora, esta diciéndole a todas las comunidades del norte neuquino que los machos violentos, en todas sus expresiones, tienen garantizada la impunidad de disponer de la vida de las mujeres.

—-

Reza la tradicion judicial “Los jueces hablan por sus sentencias” y con ellas pretenden disciplinarnos.

Repienso: agujeros, fallas , inoperancia… No.

Si no existe una clara acción de lucha de todxs nosotrxs de revertir este sistema opresor de las mujeres, seguirán muchos más Lorenzos Muñoz agazapados en el norte neuquino, esperando destruir las vidas de mas Carinas y Valentinas.

¿Por qué? Porque pueden hacerlo.

Publicar Comentario