Back

¿En qué estás pensando?

2 min de lectura
Imprimir

En el vapor que te aturde en la ducha en invierno y te afloja, te afloja, te afloja el pensamiento que se adormece mientras dura el efecto del agua caliente en el cuerpo y el peso de la toalla- turbante, conteniendo la humedad de tu pelo. En el vapor del nebulizador pesado, tosco: la tortura de pispear el líquido que tarda en evaporarse en ese burbujeo que se aspira con tedio, interminable tedio, interminable líquido, que hacés salir por uno de los agujeros de ese cuerpo vidriado y curvo del aparato, para que todo se termine rápido. En otros vapores con olor a hojas de eucalipto de los árboles del parque de mayo, esos vapores que te queman la jeta al brotar del agua hirviendo y te queman, y te queman y te queman, y es raro cuando salís del recipiente y el aire normal te choca el vapor hecho agua sobre tu piel de niña mojada, paspada, y tosés, y tosés y sentís que no mejorás nada y cuánto falta, cuanto falta, cuánto más. En ese otro vapor que invita a imaginar, ese, ese, ese: que sale de las tazas con líquidos hirvientes en invierno y te da formas, te da formas, te da mil formas para inventar. El vapor de las novias vaporosas y algodonadas es etéreo, yo no tuve ni tendré esos vapores de gasas y velos blancos como los que tuvo mi abuela. Yo, los de nebulizadores, baños y recipientes humeantes. Yo no soy vaporosa, pero me esfumo en el aire.

María del Pilar Argat nació en Bahía Blanca. Estudió Sociología en la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo los títulos de Licenciada y Profesora. Se especializó en temas de niños/as, jóvenes y derechos, ejerciendo su rol profesional tanto desde ámbitos públicos como privados. Desde 2016 participa de un taller de escritura en Oeste Usina Cultural, en el barrio de Caballito.

En redes: tumblr

Comentarios(2)

  • esteban

    11 septiembre, 2017

    sin duda que si de vapores hablamos y de aquellos que dejan huella, no puedo evitar nombrar para compartir a los de Copahue, hasta aquí únicos, para bien o para mal, según quién los nombre, únicos. Y pucha que si dejan huellas!!!

    • Cardo Ruso

      13 septiembre, 2017

      Esteban, gracias por tu comentario, se lo vamos a trasladar a Pilar. Es cierto lo de nuestros vapores. Abrazo!

Escriba un comentario