Back

Juego e invención

3 min de lectura
Imprimir

A 55 años de la publicación de la novela “Rayuela” de Julio Cortázar. La novela que el escritor argentino escribió en París fue publicada por primera vez el 28 de junio de 1963 y es considerada una de las obras centrales del boom latinoamericano.

Por Pablo Montanaro

“Rayuela” es un libro fundante en la literatura hispanoamericana y al mismo tiempo revolucionario porque emerge en su riqueza expresiva, hasta fragmentaria, donde está todo, las ciudades de “acá” y de “allá”, esos mundos como pasajes, la visión e idealización del amor, el continuo vagar sin rumbo fijo, las experiencias sociales, las nostalgias y los regresos, donde las nociones de tiempo y espacio se disuelven. Y, sobre todo, está el sentido de búsqueda, la de Oliveira que es una búsqueda de la esencia y del otro. Al final del libro se puede leer una frase demoledora: “En el fondo sabía que no se puede ir más allá porque no lo hay”.

Identifico a “Rayuela” con libros como “Una temporada en el infierno”, de Arthur Rimbaud, y con “Los Cantos de Maldoror”, de Lautreamont, porque los tres representan indagaciones en la realidad del hombre.

“Todo es tan libre, tan gato”, dijo Cortázar para reflejar la pura libertad que representa su genial obra. Libertad para romper con las reglas establecidas hasta ese entonces con la escritura narrativa, con la literatura. Y es su planteo narrativo lo que hace novedoso y revolucionario a este libro.

Rayuela: Capítulo 7 – Julio Cortázar

Un bello texto del libro Rayuela, en la voz de su autor, Julio Cortázar.

Cortázar se planteó, y lo logró, sin duda, una “novela total”, una novela que pudiera extender los ámbitos de la novela misma, de abrirla, de no dejarla dentro de las limitaciones de una sola y única historia.

“Mi novela –dijo Cortázar– seguirá siendo un problema metafísico un desgarramiento continuo entre el monstruoso error de ser lo que somos como individuos y como pueblos en este siglo, y la entrevisión de un futuro en el que la sociedad humana culminaría por fin en ese arquetipo del que el socialismo da una visión práctica y la poesía una visión espiritual”.

Johnny, el músico de jazz protagonista del cuento “El perseguidor”, como Horacio Oliveira, el protagonista de “Rayuela”, han buscado “que esa puerta se abriera al fin” para dar sentido a la vida sobre este mundo.

Publicar Comentario