Back

La caída sin fin

6 min de lectura
Imprimir

La semana pasada se conmemoró en todo el mundo el día internacional del trabajador y la trabajadora. En nuestro país, con motivo de la fecha, se instalaron cientos de ollas populares en diversos puntos, a la par que una fracción del sindicalismo efectuó un cese de actividades. En vísperas de un nuevo aniversario de la masacre de Chicago, el día 30 de abril se llevó a cabo el primer paro nacional del 2019 que tuvo distintas expresiones en todo el territorio.

Estas acciones se producen en el marco de la preocupante situación que vive nuestro país en materia laboral, las cifras son alarmantes y dan cuenta de ello. A continuación, enumeramos solo algunos indicadores para poder dimensionar el complejo contexto que estamos atravesando.

Fuente: Elaboración propia sobre la base de datos del SIPA (AFIP) en el Reporte Empleo Registrado del Ministerio de Producción y Trabajo.

Según el Reporte de Empleo Registrado del Ministerio de Producción y Trabajo de lxs trabajadorxs registradxs en febrero de este año, el 71% se encontraba registradx en el sector privado, mientras que el 26% lo hacía en el sector público y el 3% restante era monotributista social. Dentro del primer grupo, la mayor cantidad eran asalariadxs registradxs, seguido de lxs monotributistas. Los últimos datos dan cuenta de que en su conjunto el sector empleaba 8,6 millones de trabajadorxs mientras que el sector público algo más de 3,1 millones y lxs monotributistas sociales eran 344,5 mil.

Lo que observamos, en primer lugar, es una caída en el total del empleo registrado de 252,2 mil trabajadorxs respecto al mismo mes del año 2018. Lo que representa un 2% menos de personas en el mercado laboral registrado. Entre ellas 178,3 mil se encontraban empleadxs en el ámbito privado y 78,9 eran monotributistas sociales. Cabe destacar que, si bien nos abocaremos al empleo registrado, existen además de los 12,09 millones de trabajadorxs registradxs cerca de un 30% que se encuentra empleadx de manera informal por lo que enfrentan un nivel de precarización mayor.

Ahora bien, si analizamos con mayor detenimiento lo que sucede con el agrupamiento más representativo del sector privado, el de los asalariados, vemos que se trata del onceavo mes de caída del empleo o de nula generación de nuevos puestos, llegando a niveles inferiores a los de diciembre de 2015 y muy próximos a los más bajos del periodo analizado.

Fuente: Elaboración propia sobre la base de datos del SIPA (AFIP) en el Reporte Empleo Registrado del Ministerio de Producción y Trabajo.

Para aquellxs que pudieron conservar su puesto de trabajo, la situación también es dificultosa ya que, como advierte el informe de Coyuntura de abril de 2019 publicado por CIFRA, el salario real promedio registrado cayó un 8,8% en febrero de 2019 respecto del mismo mes en 2018. En lo que va de esta gestión este porcentaje asciende al 12,1%. Esto se debe a los altos niveles de inflación para los cuales el gobierno nacional no encuentra solución. Lo antedicho implica que existen menos asalariadxs en el sector privado y que entre lxs que están trabajando el poder adquisitivo de sus salarios decreció: menos asalariadxs registradxs y menor poder de compra de lxs que continúan siéndolo.

¿Qué pasa en Neuquén?

En Neuquén la situación es un poco más alentadora, ya que entre febrero de 2018 y 2019 la cantidad de asalariadxs registradxs aumentó un 4%, 4.258 empleos más. Esto se vincula claramente con la matriz productiva de la provincia en la cual ocupa un peso significativo la extracción de hidrocarburos, en auge actualmente. En efecto, esta actividad extractiva y las asociadas a la misma son los principales atractivos para las familias que a diario se instalan en la provincia.

Fuente: Elaboración propia sobre la base de datos del SIPA (AFIP).

El gráfico nos muestra que este proceso de crecimiento de la cantidad de asalaridxs registradxs se interrumpe solo en algunos casos durante el 2018 pero que, a excepción de esos meses, se aprecia un incremento de la misma desde mediados de 2017.

Al igual que en el plano nacional se observa una caída en el salario real de lxs trabajadorxs, que entre diciembre de 2019 y el mismo mes de 2018 alcanzó el 6,6%.*

Algunos interrogantes para concluir

Con estos datos en mente, y a modo de cierre, cabe hacernos algunas preguntas. En primer lugar, podríamos preguntarnos acerca de la posibilidad de reelección del gobierno nacional en un contexto de caída del empleo y del salario real, reflejo de la crisis económica vigente. Y, en esta línea, ¿hasta cuándo el gobierno de Cambiemos logrará aglutinar a un porcentaje de la población que considera que estos problemas son los que deben atravesarse para llegar a un lugar “genuinamente mejor”?

No se dispone de datos más actuales en el plano provincial para poder efectuar la misma comparación que en el total nacional.

Te invitamos a realizar la siguiente encuesta de opinión.

Encuesta de Opinión – Mercado Laboral en la Región

Le proponemos contestar cuatro preguntas simples y de opción cerrada para conocer su percepción acerca de la situación del empleo en la región. Dejamos un quinto espacio de consulta para que se pueda hacer una valoración más extendida y señalar su opinión en el sentido que se crea conveniente.

 

Publicar Comentario