Back

¿CON LA MISMA MONEDA?

8 min de lectura
Imprimir

Entre el 25 y el 27 de julio se realizó la X Cumbre de países del BRICS. El encuentro tuvo cita en la capital de Sudáfrica y contó con la presencia de todos los presidentes de los Estados miembros del grupo. Los principales conflictos mundiales, las tensiones comerciales y el terrorismo formaron parte de la agenda de debate.

Johanesburgo fue la sede en la que se dieron cita Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica quienes conforman desde 2006 el grupo de países conocidos como BRICS con la impronta de abogar por un nuevo sentido en las relaciones internacionales. El lema del encuentro fue “BRICS en África: Colaboración para el Crecimiento Inclusivo y la Prosperidad Compartida en la 4ta Revolución Industrial” y como era de esperar puso un marcado énfasis en la integración Sur-Sur, el multilateralismo y la necesidad de modificar espacios de decisión internacionales: la ONU, el FMI y el Banco Mundial, por explicitar solo algunos ejemplos.

La X cumbre contó también con algunos invitados especiales: el Africa Outrech Group, integrado por Angola, Burundi, Etiopía, Gabón, Namibia, Ruanda, Senegal, Togo y Uganda; Turquía con su presidente Recep Tayip Erdogan; la comunidad del Caribe representada por Andrew Holnees presidente Pro-Tempore de la CARICOM y Primer Ministro de Jamaica; y el G-20 representado por Mauricio Macri, anfitrión del encuentro anual que el grupo hará en Argentina en noviembre de 2018.

Algunos de los objetivos del BRICS

– Promoción de la observancia del derecho internacional y rechazo de las políticas que restrinjan la soberanía de los Estados.
– Compromiso con un sistema internacional más equilibrado en lo económico, en lo financiero y también en las relaciones entre países.
– Reforma de los organismos internacionales para la ampliación de la participación y la representación de todos los países integrados.

Aunque tuvo algunos guiños interesantes para con el anfitrión africano, el documento final de los BRICS reivindicó fuertemente la vida y obra de Nelson Mandela, de quien se dijo “reconocemos sus valores, principios y dedicación al servicio de la humanidad y reconocemos su contribución a la lucha por la democracia a nivel internacional y la promoción de la cultura de paz al mundo”. La Cumbre estuvo fundamentalmente vinculada a la agenda de intereses ruso-chinos: apuesta por el multilateralismo y el equilibrio de las relaciones internacionales (leáse por elevación: crítica al unilateralismo de cuño “trumpiano”); cooperación para la eliminación del terrorismo internacional (fundamentalmente en Siria y Península Arábiga) y fuerte compromiso de reforma a las instituciones internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización de Naciones Unidas) a las que se las considera hijas de un contexto internacional completamente distinto al actual.

¿QUÉ ES LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y CÓMO AFECTARÁ NUESTRO TRABAJO? | Construir TV

Se trata de un nuevo paradigma de organización de los medios de producción en el que convergen tecnologías digitales, físicas y biológicas -neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, drones e impresoras 3D- que transformará no sólo la naturaleza del trabajo sino todos los aspectos de la vida, “hasta lo que significa ser humano” según los especialistas.

Uno de los elementos que asomó en la Cumbre fue la firma del Memorando de Entendimiento sobre Investigación Colaborativa sobre Contabilidad Distribuida y Tecnología de Cadena en Bloque en el Contexto del Desarrollo de la Economía Digital”. El documento lo suscribieron todos los bancos de desarrollo de las naciones BRICS (Banco Nacional para el Desarrollo, Vnesheconombank, Export-Import Bank of India, Banco para el Desarrollo de China, Banco del Desarrollo del Sur de África) y tiene como objetivo “trabajar con los bancos de desarrollo de los países BRICS en una serie de áreas clave, incluido la cooperación financiera, el desarrollo del financiamiento de créditos en monedas nacionales y la implementación de innovaciones”, según palabras del titular del Banco de Desarrollo ruso, Mikhail Poluboyarinov.

“Los criptoactivos tienen sentido, siempre y cuando mantengan rasgos importantes como seguridad, individualidad, transparencia”

Héctor Cárdenas

La “novedad”, ciertamente desestimada por los medios de comunicación occidentales, pone a los BRICS a la vanguardia del desarrollo de alternativas financieras para la consolidación de vínculos comerciales facilitados (o mediados) por recursos tecnológicos propios de la 4ta Revolución Industrial. En América Latina, uno de los países que ya ha comenzado a implementar estos recursos de economía digital es Venezuela que ha diseñado su propia criptomoneda (el petro), para luego colocarla como sostén del “bolívar soberano”, la nueva moneda en papel oficializada hace pocos días. En razón de eso, desde Cardo Ruso consultamos a Héctor Cárdenas, un joven venezolano fundador y administrador de la web “criptonoticias”, un sitio de noticias, información, opinión y análisis sobre Bitcoin, blockchain y criptomonedas.joven venezolano fundador y administrador de la web “criptonoticias”, un sitio de noticias, información, opinión y análisis sobre Bitcoin, blockchain y criptomonedas.o de noticias, información, opinión y análisis sobre Bitcoin, blockchain y criptomonedas.

“SERÍA INTERESANTE VER EN MARCHA UNA CRIPTOMONEDA DE LOS BRICS”

CR: ¿Qué balance hacés del Petro en Venezuela?

El Petro, hasta ahora, es todo lo contrario a un proyecto de criptoactivos: oscuro, sin transparencia ni posibilidad de verificación. Hace días comenzó a “cotizar” según la página del Ministerio de Petróleo de Venezuela, pero más allá del valor base que se evidencia toma del barril de petróleo, no se sabe de dónde se obtiene ese número, dónde se comercian, quienes tienen petros y muchas otras informaciones necesarias para dar validez a un proyecto de criptoactivos que no existen para el petro.

CR: ¿Pensás que ha cumplido con sus objetivos fundacionales?

“El Petro será un instrumento para dar estabilidad económica e independencia financiera a Venezuela”, explica su whitepaper. No creo que cumpla con nada de lo que allí reza, aunque podría hacerlo.

CR: ¿Considerás que es posible se implemente una moneda digital para el comercio entre los países del BRICS?

Claro. Los criptoactivos nacionales o supranacionales tienen sentido, siempre y cuando mantengan rasgos importantes de Bitcoin como seguridad, individualidad, transparencia (ciertamente sería difícil que fuesen descentralizados), por el hecho de que permiten crear una frontera digital para realizar comercio bajo condiciones establecidas en la red por los países miembros. Un criptoactivo para la alianza BRICS sería interesante de ver en marcha, tanto porque llevaría la tecnología de Bitcoin a las masas, como porque, de cierta forma, necesitaría algo de descentralización y consenso para poner sus reglas.

“La cuarta revolución industrial, no se define por un conjunto de tecnologías emergentes en sí mismas, sino por la transición hacia nuevos sistemas que están construidos sobre la infraestructura de la revolución digital.”

Klaus Schwab, que es director ejecutivo del Foro Económico Mundial

(WEF, por sus siglas en inglés)

Fuente BBC

Sobre el autor /

Periodista en construcción. Le gusta leer y, al igual que su ídolo, sueña con jugar un mundial.

Publicar Comentario