Back

Lo que no sabo no sepo

3 min de lectura
Imprimir

Pasó el 24 de marzo y yo callada; pasó el 2 de abril y seguí taciturna; pasó el 4 de abril y me di cuenta que todas las fechas tenían que ver con víctimas de gobiernos distintos, pero no tanto. Entonces me acordé que el 24 de marzo de 1976 la gente acá también, si podía, se escondía porque en el aire se olía desaparición forzada. En abril de 1982 también se escondieron acá algunos adolescentes que no querían morirse por decisiones ebrias. El 4 de abril de 2007 una multitud de maestras, maestros y profes desalojaban la ruta a la altura de Arroyito para escapar de una fuerza de choque. Siempre escondiéndonos y huyendo para preservar nuestra vida. Quienes no se escondieron o huyeron son clasificadas como héroes, víctimas, muertas/desaparecidas/valientes queridas, ¿serán categorías infértiles de futuro? ¿Qué son? Dígame periodista de la radio más escuchada. Dígame redactor del diario más leído. Dígame periodista independiente de cinco sitios replicados. Dígame, ¿donde está el tercer o cuarto discurso? Acaso nos hemos quedado en el tiempo de solamente dos caras: la oficial y la contracara y dejamos de pensar porque nada bueno sale de re-pensar nuestra historia reciente. Lo mejor es levantar monolitos que no veneremos para olvidar y tener un día feriado.

4 DE ABRIL: ASESINATO DE CARLOS FUENTEALBA

El 4 de abril de 2007, después de varios días sin obtener respuesta por parte del gobierno provincial, los docentes deciden en asamblea cortar la Ruta Nacional 22 (a la altura de Arroyito). En respuesta al corte, Jorge Sobisch da la orden a la policía de la provincia de impedir que los manifestantes cortaran la ruta.

Heme ahora recluida en esta cueva porque en las aguas del Limay tampoco ya se puede vivir. Pese a la negación, esta región ha cambiado radicalmente estos últimos años. Exiliada de mi río debo decir que escribiré las líneas más rememorativas este otoño, en el que toda fecha pasa desapercibida en relación a su referente histórico. Porque siguen diciendo guerra y dos demonios, siguen diciendo héroes, víctimas o suicidados, siguen diciendo que nadie debe cortar la libre circulación de rutas porque eso justifica toda acción represiva. ¿Por qué repetimos esas frases hechas?, ¿esos discursos armados por expertos en marketing? Sabemos de dónde vienen, pero no por qué se replican hasta el hartazgo. Porque el verbo saber es irregular y el recordar también, hoy más que nunca. Por eso, quién sabe, lo que no sabo no sepo y tampoco puedo recuerpo ninguno, ni 9000, ni 30000, ni 500 suicidios, ni 600 suicidados ni 1 asesinado por un gobierno impune. Será que ya no importa pensar ni la vida de los demás y lo único importante es disfrutar los feriados en familia orando en el shopping de la congregación propia.

Imagen destacada:

“Soho Women Artists” Acrílico sobre lienzo / 78″ x 142″,1978.
National Museum of Women in the Arts (Washington, EE.UU./ USA)

Publicar Comentario