Back

Mercado y Desigualdades (de Género)

9 min de lectura
Imprimir

Para caracterizar al mercado de trabajo en la provincia de Neuquén de una manera desagregada, es decir, distinguiendo por regiones o por localidades, las fuentes no abundan pero existen algunos relevamientos que aportan más de un dato interesante. Neuquén no escapa a las desigualdades de género en el mercado de trabajo.

Uno de ellos es la Encuesta Provincial de Hogares (EPHCial) que realiza la Dirección Provincial de Estadística y Censos los terceros trimestres de cada año. El objetivo principal de este relevamiento es describir la situación social de los hogares y de las personas, a partir de su inserción en la estructura económico-social. Su surgimiento se vincula precisamente a la necesidad de contar con información sociolaboral para localidades de la provincia que no formaran parte del Aglomerado Neuquén Plottier ya relevado por el INDEC.

Se realiza actualmente en 7 localidades del interior: Cutral Co, Chos Malal, Centenario, Zapala, Rincón de los Sauces, Añelo y San Martín de los Andes.

Algunos de los indicadores que permite construir el relevamiento son, la tasa de actividad, esto es toda la población de 10 años o más que se encuentra empleada o desocupada pero buscando trabajo en el momento de realizar la encuesta y la de empleo que da cuenta de cuántas personas se encontraban trabajando en ese momento. Asimismo, permite identificar la proporción de personas que no contaban con un trabajo y aquellas que disponiendo de un empleo desean trabajar más horas (tasa de subocupación).

Así, la EPHCial arrojó para el tercer trimestre de 2017 los siguientes datos

Ahora bien ¿qué sucede cuando se analizan estos mismos indicadores por sexo? No es novedad que existen diferencias entre varones y mujeres en el mercado laboral, pero ¿cómo juegan estas variables en el mercado laboral neuquino?

En las localidades para las que se tiene información de cada 10 mujeres sólo 4 o menos posee un empleo o se encuentra en la búsqueda de uno.

En cuanto a la tasa de actividad por sexo, se presentan grandes diferencias, y las mayores brechas se dan en Rincón de los Sauces, Añelo, Cutral Có y Centenario. En las dos primeras vemos que cerca de 6 cada 10 varones se encuentran empleados o buscando un trabajo, mientras que en el caso de Rincón de los Sauces este número desciende a casi la mitad en las mujeres y en Añelo alcanza a 4.

La tasa de empleo también muestra guarismos que reflejan una peor situación para las mujeres. En el mejor de los casos las diferencias no superan el 10% pero en Rincón de los Sauces o Añelo esta cifra se arrima a los 20 puntos porcentuales. Esto se vincula fundamentalmente a que la industria hidrocarburífera atrae y emplea más varones que mujeres.

En ninguna localidad las mujeres superan el 45% del total de los ocupados siendo Rincón de los Sauces la que más baja participación de las mujeres tienen entre los ocupados (33%)

Estos datos son complementados con la tasa de desocupación y la de subocupación. Aquí una mirada distraída al gráfico podría llevarnos a pensar que las mujeres se ven menos afectadas por la desocupación en casi todas las localidades relevadas por la encuesta. Sin embargo, no debemos olvidarnos de los datos anteriores y evaluar que son muchas más las mujeres inactivas, es decir, que aun no teniendo trabajo no lo buscan. Se trata de mujeres que se encuentran fuera del mercado de laboral y que no intentan ingresar

En tanto, la tasa de subocupación refleja que además de verse más desincentivadas a buscar empleo, las mujeres manifiestan que desearían trabajar más horas en una proporción más elevada que la de los varones. Los casos que más sobresalen son los de Rincón de los Sauces y San Martín de los Andes.

Para finalizar, podemos agregar algunos datos vinculados a la rama de actividad en la que se ocupan los varones y las mujeres, y las diferencias que de ello surgen. Así observamos que casi en la totalidad de las jurisdicciones tanto los primeros como las segundas se emplean fundamentalmente en el área servicios que comprende los sectores de educación, salud, administración pública, entre otros. Rincón de los Sauces y Añelo son la excepción, en ellas los varones se encuentran ocupados fundamentalmente en la rama de actividades primarias (60% y 31,3% respectivamente) y las mujeres en servicios (62,5% y 47,9%). Esto se debe a las características de la actividad principal de esas localidades que es la extracción de petróleo y gas.

La mayor cantidad de mujeres se emplea en primer lugar en áreas vinculadas a la educación, la salud y la administración pública, y en segundo lugar como empleada doméstica.

Por su parte, en el Aglomerado, Centenario, Chos Malal, Cutral Có, Rincón de los Sauces y Zapala la segunda rama de actividad en importancia en términos de empleo de las mujeres es la de servicios doméstico. En efecto es desempeñada casi exclusivamente por mujeres. A esto se agrega que ellas, superan el 50% en el rubro servicios, en casi todas las localidades. Esta rama se encuentra vinculada a las tareas docentes, de salud, o al empleo estatal que generalmente son asociadas a las labores femeninas. En tanto en las ramas de actividad primaria, industria manufacturera y construcción la participación de las mujeres es más baja que la de los varones y en algunos casos nula.

Todo lo hasta aquí descripto nos permite afirmar que las mujeres no sólo cuentan con una menor participación en el mercado de trabajo, si no que en muchos casos se encuentran subempleadas. De manera adicional, se emplean en sectores que tradicionalmente se asocian a la labor femenina con remuneraciones más bajas, por ejemplo, a las de la industria hidrocarburífera.

Si nos ajustamos las lentes y miramos estos datos con perspectiva de género, es imposible no ver que un porcentaje de las mujeres neuquinas en edad laboral se ven desalentadas a buscar trabajo incrementando la tasa de inactividad, y por tanto su dependencia económica. A esta situación podemos sumarle que el trabajo doméstico y de cuidados sin una remuneración monetaria a cambio, recae por lo general sobre estas mujeres.

  • Cuadros elaborados por Irene Buchter con datos proporcionados por la Dirección Provincial de Estadisticas y Censo. Imagen destacada de la nota tomada del sitio Neuquén Informa.

Publicar Comentario