Back

Poco lugar para los más jóvenes

5 min de lectura
Imprimir

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) se realiza trimestralmente en 31 aglomerados del país. En el caso de la provincia del Neuquén, el relevamiento se realiza en el aglomerado Neuquén – Plottier. La EPH se hace sobre una muestra de hogares urbanos y permite construir indicadores para caracterizar, fundamentalmente, el mercado de trabajo.

Estos indicadores dan cuenta de una mejor situación, en el Aglomerado Neuquén Plottier que para el promedio de los 31 Aglomerados relevados. Sin embargo, como todo promedio esconde diferencias.

Para intentar mostrar algunas de ellas, comparamos los indicadores provinciales distinguiendo por grupos de edad: personas de 18 a 24 años, de 25 a 29 y de 30 años y más. Al primer grupo lo llamamos jóvenes adolescentes, al segundo jóvenes adultos y adultos mayores. Además, y para evidenciar que este escenario se mantiene estable en el tiempo, analizamos la situación de los mismos grupos etarios comparando el 2017* con el 2008.

Con esos agrupamientos de edad vimos cómo se comportan las principales tasas de caracterización del mercado laboral en cada extremo de la última década.

Mientras que en el total del Aglomerado la tasa de actividad era del 46%, para el grupo de personas de 18 a 24 años, este número descendía al 42,4%. En el caso de los adultxs mayores el 64% se encontraba en actividad, al tiempo que los jóvenes adultxs fueron los que registraron el porcentaje más elevado de actividad (77,9%).

Si se compara esta situación con la del 2008 observamos que la actividad en menores de 24 años disminuyó 9,5 puntos porcentuales, al tiempo que en lxs jóvenes adultxs se incrementó 3,8 puntos porcentuales. En lxs adultos mayores de 30 años la actividad se mantuvo estable.

Respecto a la tasa de empleo y la desocupación para el Aglomerado se observa que en 2017, la primera fue del 43,1% mientras que la segunda alcanzó el 6,2%.

En el 2017 la tasa de empleo más baja se evidencia entre lxs más jóvenes (37,8%), 5,3% menos que el promedio y un 34% por debajo del grupo de personas de 25 a 29 años.

Además, los datos muestran que en comparación con el 2008 la ocupación sólo mejoró en el caso de los jóvenes adultos.

“Son lxs jóvenes adolescentes los que presentan los niveles de desocupación más elevados”.

En cuanto a la desocupación, tanto entre lxs de 18 a 24 como entre lxs de 25 a 29 se identifica una reducción en la tasa de desocupación. Esta caída en la desocupación y en la actividad del grupo de adolescentes podría deberse más bien a que se retiraron del mercado de trabajo y pasaron a la inactividad.

Aquí nuevamente son las personas más jóvenes la que muestran la peor situación, registrando prácticamente el doble de desocupación que el grupo de 30 años y más (10,8% y 5,3% respectivamente).

“Lxs jóvenes suelen verse más afectados por la informalidad en el mercado de trabajo”.

Una de las maneras de analizar la informalidad en el mercado de trabajo es a través de la percepción de descuento jubilatorio en el salario, en los casos en los que no se efectúen estos descuentos se considera que la persona posee un empleo no registrado.

El gráfico manifiesta una mejoría en cuanto a empleo registrado para todos los grupos etarios. En efecto lxs jóvenes de 18 a 24 años muestran la mayor variación positiva. Sin embargo, en los años seleccionados son los que menos descuentos jubilatorios perciben lo que evidenciaría que estarían accediendo a empleos más precarios que el resto de la población.

Lo que describimos nos invita, por un lado, a analizar en profundidad la situación de lxs jóvenes al momento de insertarse en el mercado laboral, pensando en las herramientas con las que disponen para hacerlo. Pero por el otro, nos lleva a reflexionar sobre la importancia de estudiar de manera desagregada, para identificar diferencias que de otra manera no sería posible apreciar y poder de este modo diseñar medidas de política más adecuadas.

Publicar Comentario