Back

UN ESPEJO Y UN TAMBOR

4 min de lectura
Imprimir

“Se ríen de los reflejos,
nadie ve en ellos realidad”
Sui generis

Los espejos obsesionaron a Jorge Luis Borges al punto de multiplicarse en toda su obra. Liliana Bodoc usa un espejo con marco de ébano junto al sonido de los tambores para reflejar una historia fantástica que bien pudo haber sido real.

El espejo africano es un libro que recibió el premio Barco de vapor 2008 y que recomiendan en las escuelas neuquinas. ¡Qué distinto a las épocas en que nos hacían leer El cantar del Mio Cid!

Un espejo va “enlazando el destino de distintas personas y distintos lugares” a fines de siglo XVIII y comienzos del XIX. Cruza el océano tres veces: parte de Africa en un barco de esclavos; en América termina en manos del Gral. San Martín; en España une los destinos de dos personas. El objeto no es sólo un hilo conductor sino que es parte activa de la historia.

Bodoc es profesora de literatura y entre su obra más famosa está la saga de los confines: Los días del venado, Los días de la sombra, y Los días del fuego. Acá multiplica los sentidos del texto, como cuando se enfrenta a dos espejos, y expone a un personaje al miedo agórico: “Dorel veía y escuchaba como se ve y escucha en las pesadillas: lejos y cerca. Las formas y los colores se le echaban encima, y luego se alejaban como arrastrados por un viento. Los ruidos de la ciudad atronaban en sus oídos. Y enseguida se desvanecían sin dejar eco.”

 

El espejo africano de Liliana Bodoc publicado por SM

Liliana Bodoc, destacada autora de Literatura Infantil y Juvenil de SM Argentina, nos presenta “El espejo africano”. Más información en: http://www.smliteratura.com.ar/el-espejo-africano/

A través de ese artefacto “abominable” también nos cuenta la historia del origen de la música: en el casamiento de su prima, una bruja no tenía nada que ofrecer de regalo; abrió su boca, deforme y dientuda, y tarareó. Como dice Borges, “el arte debe ser ese espejo que nos revela nuestra propia cara”.

En una entrevista a revista Ñ, con motivo del premio, la escritora de Memorias impuras dice: “la idea, casi el tópico, fue tomar un objeto y seguirle la pista a través del tiempo y del espacio. ¿Qué objeto?, me pregunté. Un espejo, me respondí… por obvias razones borgeanas… un espejo que, reflejando a aquellos que lo poseen, se carga de sus personalidades y de sus conflictos. Bien podríamos decir que el hombre es un animal inimaginable sin herramientas. Tanto que toda la evolución de la humanidad, sus posibilidades, su vida y su muerte, está ligada a los objetos que descubre y construye.” Incluido los libros, agrego yo.

Acerca del libro

Autores:

ISBN: 978-987-573-209-4

Páginas: 128

Nivel lector: A partir de 12 años

Mauricio Bertuzzi se ha especializado en Divulgación Científica en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

En la 103.7mhz Radio UNCO-Calf realiza “Ladrones de tinta, un programa sobre libros” y Gabinete de Curiosidades“, un exitoso ciclo de pastillas de divulgación del quehacer científico.

Buen padre y mejor amigo, es uno de los más importantes miembros de “Cardo Ruso”.

Publicar Comentario