Back

Una aproximación al teatro

3 min de lectura
Imprimir

“Nuestras Vidas” (movimiento perpetuo), es una obra de teatro del dramaturgo Miguel Angel Pedraza que acaba de terminar su primer ciclo de presentaciones en Te.Ne.As. Comenzó a girar el 7 de abril y cerró el pasado sábado 5 de mayo. Cuenta la historia de cuatro mujeres complejas y potentes.

Por Julián Albarracin.

Dirigida por Carol Yordanoff, la obra cuenta la historia de tres hijas y su madre. La historia se desarrolla en la medida que cada una de las hijas interviene en el “cuidado” de una madre aparentemente lisiada, pero no por ello menos despótica y cruel.

En ese sentido, el personaje de “María Marta” (interpretado por Cecilia Lizasoain) pareciera ser el ordenador del relato, ya que es quien va hilvanando las apariciones de su madre y también la de sus hermanas, la docente “Mechi” (Susana Ferdkin) y la prostituta (habrá quienes lean “trabajadora sexual”) “Nenucha”, interpretada por Nora Alvarellos.

Mención aparte merece la madre de las criaturas, interpretada por Miguel Angel Pedraza. Se trata de Elvira Montes de Oca, una mujer tiránica, graciosa, hiriente y locuaz que domina la vida de sus hijas, a las que trata de “conchudas” y al parecer también la de su ex–marido, un hombre que gravita en el relato como un moderador emocional del vacío existencial de las tres hermanas.

NOTA LIZASOAIN PEDRAZA YORDANOFF CHIODIN nuestras vidas VIERNES Y SÁBADOS DE ABRIL WEB

NUESTRAS VIDAS (movimiento perpetuo) Nuestras Vidas, de Miguel Pedraza. comedia DÍAS: Viernes y Sábados de Abril Lugar: Te.Ne.As.

La obra, tal como plantea la sinopsis, es un movimiento perpetuo en la cotidianidad de una familia venida a menos por la crisis económica y humana por la que atraviesan los personajes. A eso se suman algunos giros de notoria actualidad y una fina crítica a las relaciones de poder (y roles) que se dan dentro y fuera de las familias.

Veladamente la obra toca temas que podrían volverse obras en sí mismas. La diversidad, la otredad, la impostación de conductas y también, por qué no, las viejas conductas y roles atribuidos a las mujeres, hoy tan cuestionados dentro del movimiento de mujeres.

La obra deja una grata sensación al espectarla. Los personajes están muy bien interpretados y los diálogos son fluidos y creíbles. Hay cuotas interesantes de humor, cinismo y también de poesía. Probablemente la obra tenga un segundo ciclo, también en Te.Ne.As, por lo que les recomiendo que la incorporen en su cronograma de actividades para alguno de sus fines de semana.

Publicar Comentario