Back

Una linda petroprovincia en un petropaís con pobreza

4 min de lectura
Imprimir

No cabe duda de que este país, que no es mio porque me cayó encima hace poco tiempo, es una exitosa petrofábrica. ¿Cómo funciona? Sacando de la tierra todo lo que se pueda, en especial, aunque no es el foco de la cuestión, nuestra salud. Nos regocijamos en matarnos poco a poco con técnicas extractivistas prohibidas en los países que invierten acá. Porque claro, después de todo, la salud es un negocio redondo ¡qué boba!

Vaca Muerta produce 57.000 barriles al día y ha generado, desde el año pasado hasta hoy, aproximadamente 4500 puestos de trabajo en la provincia. Lindos números para aprovechar y convertirnos en exitosos trabajadores del sindicato más lujoso de este lado del planeta. Ese gremio tan hermoso, dirigido por un caballo con arma de mango de nacar que arremete por nuestra justicia, siempre y cuando no vaya en contra de su fiel catolicismo.

La mejor forma de proyectarnos es trabajar en esa industria. Así nuestras cifras mensuales nos permitarán infinidad de lujos. Por eso hay que venirse a este lado moribundo del planeta, como ya hacen muchas personas de otras provincias. Porque, si no te enteraste, en Argentina hay 14.3 millones de personas que viven en la pobreza. Imaginate si te dicen que en un lugar, al sur pero no tanto, podés ganar mucho más que cualquier profesional de tu provincia aunque no seas un profesional. Pero si lo sos, mejor todavía, porque bajan tus riesgos de morir en el pozo: dos más dos o cogito ergo sum. ¡Avanti nuestro proyecto nacional de exportación!

El presidente Mauricio Macri en el Pre Coloquio IDEA en Neuquén

Uploaded by Casa Rosada – República Argentina on 2019-06-12.

Sé que tanto tanto no crees que haya tanto tanto dinero y empleo por acá. Recorriste la capital y decís que no se nota. Ves que las calles están llenas de baches. Ves que en cada cruce emergen, cual géiser, aguas servidas o corren desde lo alto hacia el desprestigiado bajo. Respirás profundo y te das cuenta que esta ciudad huele a caca, pero, orgullosamente, propia. Ves gente durmiendo en la calle y los colectivos que parecen pintados de barro y polvo cacal. Tu problema es que no entendés que el petrodinero no es para todas las personas. Porque si miraste bien, hay muchas camionetas y coches que cotizan millones en las calles merderas. Hay personas que salen a fumar en las instituciones públicas con zapatos que valen más que un tratamiento con hipnosis para dejar de fumar. Date cuenta, no se sienten los baches en una camioneta monstruosa y el agua servida se lava por la tarde del domingo, luego de mirar algún programa comenzal. En casa, usando la hidro, con conexión a Internet de última generación, o en el autolavado, con fichas de cien pesitos. Porque lavar la camioneta o el auto es un momento de gloria. Porque el tiempo no importa tanto, es casi como la salud.

¡Ojo! Todo resulta relativo, diría Einstein, un señor que aparentemente pensaba en el tiempo que disponía de su vida. Por eso compraba siempre la misma ropa, para no utilizar tiempo en pensar cómo vestirse. Acá nos interesa tanto aprovechar el tiempo que lavamos con petrorgullo nuestra movilidad toda la tarde de cada sagrado domingo. Por eso y tantísimas genialidades económicas, saludables, rentables y un exótico aroma, ¡venite a Neuquén!, que está y va a estar bueno, venite a la capital, que hay una ciudad para vos.

Imagen destacada:

“Vaca del viento” – Kang Sung-hoon – escultura en acero y cobre.

Publicar Comentario