Back

USTED NO ME CONOCE, DOCTOR

9 min de lectura
Imprimir

El 23 de septiembre se cumplen 104 años de la sanción de la Ley Nº 9.143/13 impulsada por el legislador socialista Alfredo Lorenzo Palacios. Esta ley, también conocida como la Ley Palacios contra la trata de “blancas” y la rufianería, fue la primera legislación en América Latina que buscó penalizar la explotación para la prostitución de mujeres, niñas y niños.

Por Irene Buchter y Jorge Alvarez.

 

Palacios ha sido sin dudas uno de los más sensibles y prolíficos legisladores de nuestro país. En su haber cuenta una fuerte lucha contra la explotación laboral, con leyes como la del descanso dominical, la de la reglamentación del trabajo de las mujeres y los niños y otra que, aunque parezca increíble, obligaba a los patrones de comercio a brindar una silla para el descanso de sus empleados.

Palacios, fue hijo de las luchas políticas de principios de siglo en nuestro país y su emergencia como político y primer legislador socialista de América Latina responde, entre otras cosas, a la necesidad de expresar alternativas dentro del oxidado sistema de representaciones que habría de caducar en 1912 con la sanción de la Ley Saénz Peña.

En lo específico, con la Ley 9.143/13 Palacios logró establecer algunos elementos que aún hoy son importantes en la lucha contra la “Trata de Blancas y la Rufianería”, en lenguaje de por aquel entonces.

En su artículo primero inciso “g” la Ley establecía que “la persona que en cualquier forma promueva o facilite la prostitución o corrupción de menores de edad para satisfacer deseos ajenos, aunque que medie el consentimiento de la víctima, será castigada“. Mientras que en el inciso “h” del mismo artículo se agregaba que “la persona o personas regentes de las casas de prostitución pública o clandestina, donde se encontrare una víctima de los delitos especificados en el inciso anterior, serán consideradas, salvo prueba en contrario, autores o coautores y penadas de acuerdo con la escala mencionada”.

Además, en su artículo segundo establecía penas para “la persona o personas regentes de casas de prostitución pública o clandestina que admitieren a menores de edad para el ejercicio de la prostitución”.

En tanto en su artículo tercero, la Ley Palacios, aclaraba que cualquiera que se ocupe del tráfico de mujeres que no sea su simple admisión por la regenta de la casa autorizada, o les facilite en cualquier forma el ejercicio de la prostitución, será castigada con uno a tres años de penitenciaría o deportación en caso de reincidencia”.

23 de Septiembre Día internacional contra la trata de Personas – Ley Palacios

Ley Palacios contra la trata de personas año 1913 !! Se adoptó a nivel mundial “el 23 de septiembre como el Día contra la prostitución, en reconocimiento a la Ley Palacios, primer intento legislativo en el continente, contra la prostitución de mujeres, niñas y niños”.

"Reforzar los estereotipos desde el Estado es una locura"

En Neuquén, una de las defensoras y promotoras de los contenidos de la Ley Palacios, es Patricia Maistegui, la Subsecretaria de las Mujeres del Gobierno de Provincia. Los “Cardo Ruso” nos fuimos a charlar con ella y pudimos traernos algunos conceptos interesantes para compartir.

En 1927 Raquel Liberman, extranjera y que por 11 años había sido obligada a ejercer la prostitución por parte de su proxeneta hace una denuncia y 3 años después la justicia dicta la prisión preventiva de 108 proxenetas polacos, integrantes de la “Zwi Migdal”, organización de trata. Con la llegada de la dictadura de 1931 todos quedaron en libertad. No obstante, fueron procesados y condenados a partir de la “Ley Palacios”.

El 23 de septiembre se conmemoran 104 años de la sanción de la Ley Palacios ¿Cómo tomás esa fecha?

Esa Ley, con la que siempre me emociono, fue la primera ley nivel mundial que habló del tema de la prostitución desde la perspectiva de las mujeres. Es interesante por eso, pero también porque modificó en su momento en el Código Penal todas las estructuras jurídicas que intervenían sobre ese tema.

Piensen ustedes, que por aquel entonces las mujeres no tenían ningún derecho, pertenecían a sus esposos o a sus padres. Lo novedoso de la Ley 9.143, entre otras cosas, es que pone a la mujer en el lugar de víctima. Palacios pensaba que la mujer, en situación de prostitución, siempre está explotada por alguien y sanciona en consecuencia a los que participan de esa explotación sean tutores, proxenetas, padres o los funcionarios que aceptaban coimas.

En ese sentido, Palacios fue el primero que dijo “¡la mujer no tiene la culpa de esto, la culpa la tienen todos los que viven de ellas!”, fijate que pasaron cien años y seguimos igual.

Hoy hay otros aportes al tema. Está también la propuesta de reglamentar la prostitución/trabajo sexual…

La prostitución regulada es un fracaso, hoy en Uruguay, por ejemplo, no saben qué hacer con eso. Porque lo que permite la legalización es que los proxenetas se conviertan en empresarios de los cuerpos de las mujeres.

El tema es complejo, hay una parte que está dentro del reglamento, pero el resto está en la ilegalidad, como la timba. El mercado paralelo, que es más barato, y eso genera que aumente la prostitución y la trata, ahí caen mujeres que quedan sin ningún tipo de cobertura ni protección.

Lo que no dicen muchas de las organizaciones reglamentaristas es que todas las mujeres, todas, en algún momento quieren salir de la prostitución. Lo que pasa, es que en principio ellas ganan más ejerciendo la prostitución, los programas que las pueden contener para salir no existen, eso es una realidad.

martha lyssa(lapolaca).flv

Musicalizacion e interpretacion del poema de Humberto Costantini en homenaje a Raquel Liberman , para el video de cortometrage “La polaca”.

¿Pensás que no es posible el ejercicio autónomo del trabajo sexual?

– De la experiencia que tenemos trabajando en esto, incluso por nuestro paso en la Fundación Irene, te puedo decir que en general nunca nadie eligió prostituirse. A las mujeres las ingresan en la prostitución: o la familia o la necesidad, incluso a temprana edad. Nosotras hemos visto casos de chicas de 12 y 13 años prostituyéndose.

Eso sí, en general no se prostituyen solas, siempre tienen un fiolo o una fiola atrás. Lo que pasa es terrible. Estas mujeres, que son víctimas, se han convertido en una salida económica para las familias, acá hay mujeres que se venden y son vendidas. Ellas no manejan nada, ni siquiera su propio cuerpo.

¿Esta operatoria se cimienta sobre la vulnerabilidad en la que viven muchas mujeres en el campo económico y social?

La prostitución es una vulneración permanente de todos los derechos que tienen las mujeres, eso hay que tenerlo claro. La vulnerabilidad y la fragilidad también, sin dudas, las dos son un problema. Pero hay otro, que nadie cuestiona, y es el del sistema que habilita a los varones socialmente al consumo de prostitución. Las causas de la violencia que se ejerce sobre las mujeres, no están en las mujeres que la sufren. Decir eso, es sacar del foco la responsabilidad de los varones sobre eso.

Por eso nosotras tenemos una dirección de “Masculinidades” dentro de la estructura de la Subsecretaría, porque entendemos que el problema es el modelo patriarcal, que no solo lo repiten los varones, sino también la sociedad entera. Hay que terminar con los privilegios que tienen los varones sobre las mujeres.

Reforzar los estereotipos desde el Estado es una locura. Por eso nosotras seguimos la línea abolicionista.

Escriba un comentario